p
Instagram Facebook Twitter Behance Pinterest
Coyote
 

Artículos y Notas

Pueblos Indígenas Aislados asoman en la comunidad nativa de Puerto Nuevo.

El sábado 24 de junio los agentes de protección de la Federación Nativa del Rio Madre de Dios y Afluentes situados en el puesto de control y vigilancia ubicado en territorio de la comunidad nativa de Puerto Nuevo, informaron a la organización indígena sobre la presencia de un grueso número de integrantes del pueblo indígena aislado Mashco Piro.

La comunidad nativa Puerto Nuevo, pertenece al pueblo Yine y está asentada en la rivera de las Piedras, a dos días de la ciudad de Puerto Maldonado, colinda con la reserva territorial de Madre de Dios. En el lugar se registró presencia de aproximadamente 50 indígenas Mashco Piros armados, quienes lanzaron a los comuneros una veintena de flechas con la intensión de atemorizar  y reducirlos. Frente a este acontecimiento los agentes de protección de la comunidad nativa de Monte Salvado aplicando los protocolos de actuación y recomendaciones de la FENAMAD, apoyaron a los comuneros salvaguardando la integridad física, salud y la vida de las personas.

Julio Ricardo Cusurichi Palacios, Presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD manifestó que en aplicación de la LEY Nº 28736 para la protección de pueblos indígenas u originarios en situación de aislamiento y en situación de contacto inicial que establece que el Estado garantiza los derechos de los pueblos indígenas en situación de aislamiento o en situación de contacto inicial, asumiendo  obligaciones como Proteger su vida y su salud desarrollando prioritariamente acciones y políticas preventivas, dada su posible vulnerabilidad frente a las enfermedades transmisibles; coordinó con el Ministerio de Cultura y el ministerio de Salud con el objetivo de atender la emergencia y proteger su cultura, sus modos tradicionales de vida, reconociendo la particular relación espiritual de estos pueblos con su hábitat, como elemento constitutivo de su identidad;  así mismo para atender con alimentos y medicinas a las comunidades nativas asentadas en el lugar.

Cusurichi Palacios recordó que la FENAMAD en el año 2005 interpuso una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al estado peruano por su inacción de proteger a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario. Mencionó que La FENAMAD trabaja en el terreno y/o campo con los agentes de protección recogiendo todas las evidencias anotándolas en un registro que es sistematizada por la organización a través del programa PIACI.  Estas amenaza y riesgo, en la que se encuentran los pueblos aislados son reportadas a la CIDH.

Finalmente la FENAMAD, constantemente alerta al estado peruano y todas aquellas personas que realizan actividades extractivas, sobre la presencia de los pueblos indígenas aislados y los exhorta poner en práctica planes de contingencia frente a contactos y avistamientos para evitar enfrentamientos y registros de sangre. Sobre el último incidente en la comunidad nativa Puerto Nuevo, manifiesta estar presta para una posible evacuación de la comunidad a lugares más seguros.

Sin comentarios

Publicar un comentario