p
Instagram Facebook Twitter Behance Pinterest
Coyote
 

COMUNIDAD NATIVA KASHAP ENTSA DEL PUEBLO AWAJUN EN PROCESO DE RECONOCIMIENTO

FENAMAD, viene trabajando el proceso administrativo de  reconocimiento de la comunidad nativa Kashap Entsa del pueblo Awajun, con ello podríamos identificar ocho pueblos indígenas en Madre de Dios, incrementándose además el número  de comunidades a 38 incluyendo  la comunidad nativa el  Mirador Santa Alicia, que pronto se estaría iniciando los trabajos para su reconocimiento, de esta manera la Federación Nativa del Rio Madre  de Dios y Afluentes consolida su misión de defender a los pueblos indígenas y el derecho  territorial de las comunidades nativa.

Después de realizar varias visitas de trabajo en la comunidad nativa  Kashap Entsa del pueblo Awajun, FENAMAD, a través del área de Territorio realizó  un diagnóstico preliminar en coordinación con la Dirección  de Saneamiento  Físico Legal  de la  Propiedad Rural – Área de Comunidades Nativas de la Dirección Regional de Agricultura, como primer paso la comunidad se trasladó  hasta a la sede de Agricultura para  programar fechas de las actividades el cual ya se realizó el censo poblacional y el diagnostico socio económico realizado  el día jueves 22 de noviembre.

Cabe mencionar que la comunidad nativa Kashap Entsa del pueblo  Awajun se encuentra ubicado en la provincia del Manu, Distrito Madre de Dios en el departamento de Madre de Dios, partiendo del Puerto Punkiri  a una hora  aguas abajo por el rio Inambari  frente al puerto Trujillo  del sector Anta Rosa en el  Km 143.

El pueblo Awajun natural de la región Amazonas localidad que viene siendo devastaba por la depredación de sus bosques asediados por la deforestación y cuya vida y cultura se ven seriamente amenazadas ante el despliegue de la actividad minera y petrolera. Junto a estas dos amenazas, a menudo pasan desapercibidos los riesgos ambientales que se derivan de ellas, como la contaminación de los ríos con mercurio y otros metales pesados. Todo esto pone en peligro las principales vías de subsistencia de estas poblaciones que se dedican a la pesca, a la recolección y a la caza pero que, cada vez más, se ven abocadas a recluirse en una producción agropecuaria y de subsistencia debido al deterioro creciente que sufre la selva, por esta razón fueron obligado a salir de sus territorios y asentarse en Madre de Dios para iniciar una nueva comunidad en nuestro departamento.

.          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario