“36 años de lucha reivindicativa a favor de los pueblos indígenas”
Sunday, 18 February 2018
 

Noticias FENAMAD

Consejo Directivo de la FENAMAD batallando por el respeto a la autonomía comunal y la intromisión de terceros al territorio indígena.

03 de marzo del 2017

El Consejo Directivo de la Federación Nativa del Rio Madre de Dios y Afluentes, fiel a su compromiso y política de defender el derecho propiedad y el territorio de las comunidades nativas a las que representan, dio a conocer que su equipo legal logró una sentencia judicial, reconociendo la autonomía comunal y el derecho que tienen las mismas, de tomar medidas para evitar la intromisión de terceros al territorio comunal.

Julio Ricardo Cusurichi Palacios, presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD manifestó, que la comunidad nativa de Kotsimba, en su derecho legítimo de proteger su territorio comunal, decidió dentro de su autonomía comunal, reconocida por la propia Constitución Política del Estado, instalar una puerta de control para  el  ingreso y salida de su territorio, sin embargo dicha medida, fue cuestionada por muchas personas naturales e inclusive autoridades, que nunca quisieron entender la facultad que tienen las comunidades de decidir lo que corresponde o no para la protección de su territorio, llegando al extremo de interponer acciones judiciales, como últimamente lo hizo la ciudadana Clara Aguilar Álvarez,  con una acción de Habeas Corpus, contra los dirigentes de la comunidad nativa referida, porque supuestamente se le priva el derecho a transitar por el territorio comunal sin respetar el control que ejerce la comunidad.

Julio Ricardo Cusurichi Palacios Presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD. Noelia Verónika  Farfán loraico ex presidenta de la comunidad nativa Kotsimba.

Julio Ricardo Cusurichi Palacios Presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD. Noelia Verónika Farfán loraico ex presidenta de la comunidad nativa Kotsimba.

El Juzgado de Investigación Preparatoria de Inambari-Mazuko, Rolando Chalco Condori, ha emitido la sentencia en la Causa Nro. 001 – 2016 – HC, declarando infundada la demanda, y destaca dentro de sus considerandos que la Comunidad Nativa de Kotsimba, no afectó disposiciones legales ni administrativas, por el contrario la construcción de la caseta y cerco fue decisión legítima tomada en virtud a su autonomía comunal reconocida por el artículo 89 de la Constitución Política del Estado, señalando además, que queda claro que la comunidad nativa de Kotsimba tiene el derecho a decidir quienes ingresan o no a su territorio y de permitir el ingreso la forma en que este se lleve adelante.

Comunidad Nativa Kotsimba en pleno junto a integrantes del Consejo Directivo de la FENAMAD.

Comunidad Nativa Kotsimba en pleno junto a integrantes del Consejo Directivo de la FENAMAD.

FENAMAD, desde que conoció la existencia de la demanda, en coordinación con la Comunidad Nativa de Kotsimba, dispuso que su área legal, cuyo responsable es el Abogado Milton Mercado Apaza, asuma la defensa con sumo cuidado, porque no se puede permitir que se establezcan jurisprudencias negativas en clara violación de los derechos que costó conquistar en favor de las comunidades indígenas. “El territorio de nuestras comunidades y sus decisiones autónomas son inviolables, por ello nuestro compromiso es y será respetar su autonomía y atender todas las demandas de los pueblos que representa FENAMAD.” Dijo Cusurichi Palacios.

Julio Cusurichi Palacios Presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD junto a Luis Ochoa Espinoza miembro de sabios de la comunidad nativa de Kotsimba.

Julio Cusurichi Palacios Presidente del Consejo Directivo de la FENAMAD junto a Luis Ochoa Espinoza miembro del Consejo de mayores de la comunidad nativa de Kotsimba.

Además, el presidente de la FENAMAD aclaró que la sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el expediente 001126 del 2011 (caso Tres Islas), es una jurisprudencia que todas las autoridades judiciales y administrativas, deben tenerla presente, ya que en ella, se desarrollan conceptos de interpretación al derecho que tienen las comunidades respecto a su territorio, a su autonomía y potestad jurisdiccional.